Descubre la nueva normativa 2023 para los patinetes eléctricos

normativa patinete

Compartir

El patinete eléctrico es un medio de transporte que ha ido ganando terreno poco a poco, llegando a ser uno de los vehículos más populares entre la ciudadanía, puesto que no requiere de ningún tipo de esfuerzo, es muy práctico y respetuoso con el medio ambiente, ya que no genera emisiones contaminantes. 

Sí que es cierto que en un principio no existía un marco normativo claro que controlara la circulación de los patinetes eléctricos, por lo que había un enorme vacío, esto a su vez se sumó junto al aumento de ciudadanos que lo elegían como medio de transporte, sobre todo a causa del incremento del precio de la gasolina.

En el artículo de hoy os traemos la nueva normativa para los patinetes eléctricos en este 2023. Es importante conocerla, pero sobre todo, tenerla en cuenta para transitar de forma segura y correcta por nuestras ciudades. Si te interesa esta información, sigue leyendo, ¡te lo vamos a contar todo!

¿Quién regula la normativa del patinete eléctrico?

Los famosos patinetes están regulados por la Dirección General de Tráfico. Son denominados VMP (Vehículo de movilidad personal). Se definen como vehículo de una o más ruedas, dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima que estará comprendida entre los 6 y los 25 km/h. 

No es necesaria la posesión de un carné para conducirlo ni contratar un seguro, ya que es un vehículo que por lo general debe transitar por el carril bici. Por lo que el conductor del patinete deberá cubrir los desperfectos en caso de accidente.

Algunas de las ventajas que proporciona el patinete eléctrico y por lo que se ha decidido regularizar su uso son la movilidad limpia, la facilidad de uso, el pequeño tamaño que permiten aparcarlo o guardarlo prácticamente en cualquier parte, el poco esfuerzo físico que requiere, etc.

¿Qué no es un VMP?

¡Precaución! No todos los patinetes eléctricos están considerados como VMP por la Dirección General de Tráfico en consonancia con la Unión Europea. 

Debes tener cuidado si vas a comprar un patinete eléctrico, sobre todo a través de internet, ya que si no están aprobados por la Unión Europea es complicado encontrarlos en tiendas físicas de forma legal. Como hemos comentado antes, según la legislación, el VMP se limita a alcanzar velocidades de hasta 25 km/h así que si el patinete excede estos límites se estará cometiendo una grave infracción. Si las autoridades se dan cuenta de esto, procederán a imponer una sanción de unos 500 € y a la retirada del vehículo. 

Es por esto que si vas a comprar un patinete eléctrico por internet, te recomendamos encarecidamente que te fijes en las características técnicas del producto para que cumpla con las leyes establecidas y así evitar sustos en un futuro.

¿Cuál es la normativa de los patinetes eléctricos este 2023?

La normativa de patinetes eléctricos se ha visto actualizada con la entrada del nuevo año. Como ya hemos dicho en líneas anteriores, hoy vamos a verla de forma clara y resumida para que, antes de salir a las calles con tu patinete, sepas qué es lo que puedes y lo que debería evitar hacer con él:

Según la DGT es obligatorio que el VMP tenga: 

  1. Sistema de frenado
  2. Dispositivo de advertencia (timbre)
  3. Luces y dispositivos reflectantes en la parte delantera y trasera del vehículo

Además, se aconseja que:

  1. El uso del casco, pese a que la ordenanza de cada municipio no lo contemple como uso obligatorio
  2. Poseer un seguro de responsabilidad civil

Asimismo, podríamos recordar que el patinete eléctrico necesita de un mantenimiento periódico, puesto que, al igual que cualquier otro vehículo, es fundamental prestar atención por si tiene piezas rotas, fugas de aire en los neumáticos, si hace sonidos anormales, etc. En estos casos habría que acudir a un taller para prevenir posibles incidentes durante su uso.

A continuación, vamos a enumerar las prácticas sancionables junto con su correspondiente sanción:

  1. Está prohibido hacer uso de los patinetes cuando se hayan consumido alcohol y drogas. Sanción entre 500 y 1.000 € dependiendo de la tasa de alcohol y 1.000 si se han consumido drogas.
  2. Prohibido el empleo del teléfono móvil y de auriculares con una sanción de 200 €.
  3. La utilización de elementos de seguridad se regirá por cada municipio, si se establece la obligatoriedad de su uso y se infringe, la sanción ascenderá a 200 €.
  4. Su circulación está prohibida por aceras y zonas peatonales, pasos de travesía, autovías o autopistas, con sanciones de 200 €. Las vías que estén autorizadas para circular serán indicadas por las ordenanzas de cada municipio, si se diera el caso de que estas no han sido señaladas, se permitirá, pues que se circule por cualquier calzada urbana.
  5. Solo podrá ir una persona montada, por el contrario, la sanción sería de 100 €. 
  6. La velocidad máxima será de 25 kilómetros por hora, la sanción ascenderá a 500 €, además de la inmovilización del vehículo.

Es muy importante ser consciente de que se alcanzan altas velocidades y que tener un accidente con el patinete eléctrico puede tener graves consecuencias físicas, tanto para el que lo conduce, como para las personas que se encuentren a su alrededor. 

Por lo que antes de hacer uso de él, hacemos hincapié en que se tengan en cuenta todas las medidas anteriores para transitar con responsabilidad y seguridad y conocer con exhaustividad la normativa específica para los patinetes eléctricos. 

Si te ha parecido interesante nuestro artículo, aquí te contamos un poco más acerca de los protagonistas de este post. Y recuerda que, hacer uso del patinete eléctrico conlleva una responsabilidad, por ti y por el resto de ciudadanos. 

¡Te esperamos en nuestra web con muchas más soluciones de movilidad sostenible!

Suscríbete a la newsletter

Sin spam, cuando tú decidas

Dejar un comentario

Tu email no será publicado
Tu email no será publicado

Sigue leyendo