Actualidad

28 diciembre, 2021

Patinetes eléctricos, protagonistas de la movilidad sostenible

Patinete eléctrico_movildiad sostenible

La movilidad sostenible conforma uno de los retos más urgentes para las ciudades del futuro. De esta forma, apostar por vehículos que garanticen un desplazamiento rápido, seguro y eficiente, se ha convertido en un ‘must’ para la sociedad y un objeto de reglamentación para las autoridades.

De hecho, este año la Dirección General de Tráfico ha desarrollado una serie de normas en relación con el patinete eléctrico. Un VMP (Vehículo de Movilidad Personal) que ha expandido su presencia de forma llamativa en todo el territorio español, a través de particulares que lo han adquirido personalmente, empresas que han llenado distintas urbes con flotas de alquiler u otras entidades, como es el caso de Solum, que ha desarrollado estaciones de recarga con energía solar absorbida mediante innovadoras baldosas solares.

Grandes cambios que marcan una nueva hoja de ruta en el campo de la movilidad de las ciudades del presente y que responden a la necesidad de evitar los grandes atascos, de ahorrar tiempos de desplazamiento y de disminuir los niveles de contaminación.

Nociones básicas de circulación

Alcanzando altas velocidades y habiéndose notificado algún incidente, la DGT ha prohibido que los patinetes circulen por aceras, zonas peatonales, vías interurbanas, autovías, autopistas, travesías y túneles urbanos. “Las vías autorizadas para circular las indicará una ordenanza municipal. Si no la hubiera, se permite la circulación por cualquier calzada urbana”, indican en el último número de la revista “Tráfico y Seguridad Vial”. Además, se ha establecido el límite de velocidad en los 25 km/h, excediendo dicha velocidad la sanción alcanza los 200€.

Asimismo, es recomendable (obligatorio por algunos Ayuntamientos) el uso de casco mientras se circula para evitar males mayores en caso de accidente, así como la contratación de un Seguro de Responsabilidad Civil. En horario nocturno, se aconseja el uso de prendas reflectantes o sistema de alumbrado y se obliga a utilizar la iluminación del vehículo para ser visible contantemente.

Por supuesto, quedan prohibidos los comportamientos que pongan en peligro la vida de las personas, como es conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas con multas de 500 a 1.000€, utilizar el teléfono móvil o auriculares con una sanción de 200€ o circular dos o más personas, ya que son vehículos uni-plaza. También, la DGT establecerá dentro de dos años el denominado ‘Certificado de circulación’, un documento que permite demostrar que el patinete cumple con los requisitos técnicos exigibles por ley.

La alternativa real para una movilidad urbana sostenible

Los patinetes eléctricos han captado la atención del público, convirtiéndose en una alternativa real a la moto o al transporte público, por ejemplo. Además de factores medioambientales, la necesidad de moverse por la ciudad sin tiempos predeterminados o evitar retenciones, han motivado aún más el uso de microvehículos individuales para desplazarse al trabajo o espacios de ocio.

De esta forma de movilidad nacen nuevos obstáculos como son el estacionamiento de los patinetes eléctricos o su recarga, ya que su autonomía media es de 20 kilómetros. Para ello, Solum ha desarrollado una serie de productos que permiten dotar a espacios públicos y privados de estaciones de recarga con energía solar cómo es Helios. Asimismo, Helios G o Helios O recargan y permiten estacionar tanto patinetes como bicicletas eléctricas, o Arena, el pavimento solar desarrollado a partir de módulos solares para ofrecer energía de forma sostenible.

Muévete por tu ciudad sin miedo a quedarte sin batería, y encuentra tu estación de recarga más cercana con la app de Solum. También puedes contactar con nosotrxs https://www.solumpv.com/contacto/, te ayudaremos a que puedas seguir apostando por una ciudad verde, libre de CO2 y eficiente.

Escríbenos

Consulta
con nuestro
equipo